viernes, 13 de febrero de 2015

Mis 50 sombras


Esta entrada es más  bien una confesión que probablemente haga que algúna de ustedes desee cortarme el cuello, pero les juro desde el fondo de mi corazón que no lleva mala intención.

Como sabrán, soy una persona muy curiosa y en facebook le he dado "me gusta" a varios periódicos de carácter local, nacional e internacional. Siempre es bueno ser una mujer informada. ¿A qué viene esto? Bueno, me ha parecido inquietante una noticia en común de varios periódicos, concretamente, el record de ventas de boletos para el fin de semana de estreno de "Cincuenta sombras de, te pego en el cuarto rojo porque te amo, Gray."


Todos y cada uno de nosotros tenemos fantasías sexuales, algunas nos encanta compartirlas y otras las tenemos guardadas en lo profundo de nuestro closet de deseos, todo depende de nuestro nivel de abertura con el mundo. Pero ese no es el tema que trato de poner sobre la mesa.

Simplemente, quiero compartirles el hecho de que me siento en conflicto por la enorme fama y reconocimiento que ha tenido el libro y sobre todo la expectativa que se ha generado por la película, - aunque no sé si "expectativa" sea la palabra que busco-.

La realidad es que existe literatura abismalmente mejor que 50 sombras de Gray y en su mismo género. No les estoy diciendo que no lo lean y que se vayan directamente a Octavio Paz o, a uno de mis favoritos, Gabriel García Márquez. Cualquier persona es libre de leer lo que se le venga en gana, es lo bello de que exista una gran variedad de libros. ¡Podemos elegir! ¡Pero vamos! Seamos un poco más críticos.

Mi primer lectura con contenido erótico fue a los once años, con la llegada de mi primer computador y ¡fue fantástico! Se llamaba "Llorando a orillas del río" y la sintáxis era realmente mala pero había tanto corazón puesto en esa lectura que simplemente me enamoré, había un "sentido" que se transmitía en cada una de sus disonantes oraciones que era imposible no quedar presa de sus líneas. Desde ese entonces a la fecha he pasado por muchos libros y muchas historias alternas escritas por fans (popularmente conocidas como "fanfictions" ) y tengo una lista de mejores historias que 50 sombras y que ni si quiera son conocidos, mucho menos populares.

Desde mi perspectiva, Erika Mitchell, mayormente conocida como E. L. James, posee un extraordinario equipo de Marketing que ha logrado llevar a la saga a la cúspide en la que ahora se encuentra y, por supuesto, las múltiples empresas que han levantado la mano para apoyar a la causa. Y en ese sentido, podemos decir que es una saga que se hizo para vender más allá de proveer algo de valor entre sus páginas. 

¿Ustedes qué opinan?

Red Arkanian

2 comentarios:

  1. En mi opinión, los libros superan las películas.
    Aunque la mayoría de las veces lo que nuestra mente recrea de la lectura es superior a lo que vemos en la pantalla y he ahí la "desilusión" que nos llevamos al ver el film.

    ResponderEliminar
  2. Calma Calma! Respira y no te enojes de esa manera.

    ResponderEliminar